En Baja California se forman fértiles valles en los que se producen los mejores vinos del país. Sus frías aguas son sitio de reproducción de ballenas. También se encuentran murales rupestres y misiones jesuitas levantadas hace 300 años. 

En Chihuahua se da la más importante producción nacional de manzana, nuez y chile jalapeño. Otros orgullos regionales son las ruinas arqueológicas de Paquimé y las Barrancas del Cobre.

Sonora posee una pujante ciudad industrial, Hermosillo, catalogada como una de las cinco mejores ciudades para vivir en México; dos Pueblos Mágicos: Álamos y Magdalena de Kino; y el Desierto de Altar, rico y variado en comunidades bióticas. 

Sinaloa, con su litoral en el Pacífico y amplios valles, es uno de los mayores productores agropecuarios del país. Mazatlán y Topolobampo representan la segunda flota pesquera más grande de México. 

Cuna de Pancho Villa y Silvestre Revueltas, Durango es una joya colonial. Segunda entidad productora de oro y plata del país, su entorno natural ha servido de escenario para varias películas que recrean el Viejo Oeste norteamericano.