Tamales de frijol norteños
33 PORCIONES
2 HRS 30 MIN
Alto

No

Ingredientes: 
Relleno de frijol y la salsa de chile
¼ kg de frijoles flor de mayo o pintos
3 chiles anchos desvenados y sin semillas
2 dientes de ajo
1 taza de caldo de res o de agua
¾ de cucharadita de comino machacado
4 pimientas machacadas
3 cucharadas de manteca de puerco
Sal al gusto
La masa
½ kg de masa para tamales
130 g de manteca de puerco
3 cucharadas de la salsa de chile
⅓ de taza de caldo de carne o de agua
Sal al gusto
36 hojas de maíz, cortadas a lo largo por la mitad, de unos 8 cm de ancho en la parte superior, suavizadas en agua, escurridas y secadas con un trapo
Preparación: 
Alistar una vaporera para tamales.
Limpiar los frijoles para asegurarse de que no tengan piedras. Enjuagar con agua fría y eliminar cualquier resto que flote.
Poner los frijoles colados en una olla grande, cubrir con agua y dejar que rompa el hervor.
Cocer hasta que estén muy suaves y casi toda el agua se haya absorbido (deben quedar 4 tazas aproximadamente).
Salsa de chile
Poner los chiles y el ajo en una olla pequeña y cubrir con agua.
Colocar la olla en el fuego hasta que rompa el hervor y cocer durante unos 5 minutos más. Colar y apartarlos.
Poner ½ taza de caldo o agua en el vaso de la licuadora, añadir el comino y la pimienta. Licuar bien.
Despedazar los chiles con las manos, añadir junto con el ajo y ½ taza más de caldo o agua al vaso de la licuadora. Licuar hasta obtener una salsa muy lisa.
Calentar las 3 cucharadas de manteca en una sartén honda, añadir los frijoles y machacarlos a fuego medio hasta darles una textura consistente.
Incorporar toda la salsa de chile, excepto 3 cucharadas, y añadir sal al gusto. Seguir cocinando los frijoles a fuego medio.
Darles vuelta constantemente para que no se peguen, hasta que se reduzcan —la pasata de frijol debe apenas desprenderse de la cuchara— y estén bien sazonados (15 minutos).
Apartar para que se enfríen. Deben quedarle 3 ½ tazas de frijoles aproximadamente.
En un tazón grande, mezclar la masa de la manteca, las tres cucharadas de salsa de chile que se reservó y un ⅓ de taza de caldo o de agua.
Mezclar todo con las manos o con una batidora eléctrica, hasta que los ingredientes estén bien incorporados. Añadir sal si es necesario.
Forrar la parte superior de la vaporera con hojas de maíz y, en el centro, colocar un plato hondo invertido. Poner la vaporera a fuego medio.
Untar una cucharada copeteada de masa a todo lo ancho de la parte superior de la hoja de maíz y hasta cubrir aproximadamente 10 cm de longitudd de la hoja. Debe formar una capa muy delagada.
Poner un poco de pasta de frijol en el centro de la masa y doblar una de las orillas de la hoja sobre la otra para formar un tamal delgado: la masa que se traslapa servirá para ayudar a pegar la hoja.
Doblar la punta de la hoja para cubrir la juntura.
Colocar los tamales en capas circulares: la primera quedará inclinada en ángulo moderado en la parte superior del plato hondo. Tapar la vaporera y cocer los tamales a fuego lento durante 50 minutos.
Estarán listos cuando la masa se desprenda de la hoja.