Es el rey del cabrito y máximo impulsor de la comida norestense. En las cocinas de Villa Ferré y de Don Artemio arrebata un sinnúmero de sabores a un solo producto: la cabra.

No

En Saltillo, Coahuila, Juan Ramón Cárdenas dignifica la comida del desierto del noroeste mexicano. Es copropietario de la Casa de Banquetes Villa Ferré y el líder culinario de los restaurantes Don Artemio y El Mesón Principal.

Heredó su gusto y respeto por la comida del desierto desde su niñez, en el restaurante de sus padres, donde aprendió los secretos del cabrito, la carne asada, el machacado, las nueces, los dulces y la cocina del noreste mexicano.

A pesar de poseer un importante legado gastronómico, Juan Ramón Cárdenas se graduó como Ingeniero en Industrias Alimentarias por el Instituto Tecnológico de Monterrey, donde también realizó una Maestría en Administración. Después asistió a distintos cursos de cocina en México, Estados Unidos y Europa, además de que continúa alimentando sus conocimientos asistiendo a ferias y exposiciones de todo el mundo.

Ha sido impulsor de la educación gastronómica y conferencista en diversas instituciones de nivel superior y recintos culturales del país. Destaca su labor en la creación de “Guerreros del Maíz”, ciclo de conferencias realizado en Saltillo donde se reúnen investigadores para platicar sobre la evolución culinaria.

Mi cocina es pasión por la excelencia, es búsqueda continua de nuevas técnicas que mejoren la experiencia, es mezclar y probar, es ver en la cara del comensal una comunicación no verbal de placer, es enseñar y trabajar con mis colaboradores, es exigir lo mejor de cada uno de nosotros. Estoy orgulloso de ser hijo del Desierto, utilizo lo que mi tierra nos da
Juan Ramón Cárdenas