Desde que este dueto llegó a Ensenada, ha buscado enaltecer los productos del mar. Su restaurante "Manzanilla" es su máxima expresión de ellos.

No

Manzanilla es el restaurante que encabezan desde hace 15 años. Además, los Molina-Muris cuentan con un comedor rústico que se abre los veranos: Silvestre, en Valle de Guadalupe, donde la especialidad son los platillos cocinados en horno de leña y parte esencial de los recorridos por los valles de Baja California. Recientemente el cocinero brasileño Alex Atala de DOM cocinó en los fogones de su restaurante.

Benito Molina estudió en New England Culinary Institute (NECI), donde conoció a su mentor, el Maitre Cuisinier de France Michel LeBorgne. Solange Muris es graduada de Central Piedmont Culinary College en Charlotte, Carolina del Norte y tuvo un paso fugaz por los restaurantes de su natal Cuernavaca antes de llegar a Ensenada.

Benito y Solange se conocieron, gracias a el enólogo mexicano Hugo D'Acosta quien los contrato para trabajar en el restaurante La Esquina de Bodegas dentro de la vinícola L.A. Cetto en Ensenada.

En el 2000, ambos dejan su trabajo y construyen su propio sueño: Manzanilla, catalogado como uno de los mejores restaurantes del país por publicaciones especializadas en gastronomía en México y a nivel internacional.

La esencia de nuestra cocina es el ingrediente, el ingrediente fresco, el mejor pescado y marisco de México, el mejor vino del país, el mejor aceite de oliva... Por eso hemos hecho de Ensenada nuestra casa
Benito Molina y Solange Muris