Exótico y colorido

 

 

Al sureste de Oaxaca se encuentra Juchitán de Zaragoza, un pueblo enclavado en el Istmo de Tehuantepec, región de orígenes zapotecos. Su mercado es uno de los más fascinantes de toda la República Mexicana. 

No

En este enorme local de dos pisos es posible encontrar todos los productos típicos de la región conocida como Istmo de Tehuantepec: alimentos frescos, bebidas, platillos tradicionales, trajes representativos, artesanías, joyas, utensilios de cocina… sólo por mencionar algunos.


Las marchantas y el idioma zapoteco son los protagonistas de sus pasillos. Morenas, fuertes y con una expresión de firmeza en el rostro, cortan la carne, venden mezcal, preparan tlayudas y atienden a los visitantes. Algunas mujeres cargan enormes refractarios sobre sus cabezas, que contienen los tradicionales tamales de iguana. ¡Todo un manjar zapoteco!


No existen reglas fijas en este mercado, la única condición es mantener los sentidos alerta y estar dispuesto a probar sabores exóticos. La grosellas verdes o amarillas tienen un sabor súper ácido, pero resultan un imperdible del lugar. Otros básicos son el agua de ciruela verde, pan de plátano, cecina enchilada, pescados secos, garnachas, botes de frutas curtidas y, por supuesto, el famoso queso Oaxaca, que ahí se conoce como queso de hebra o quesillo.

En el segundo piso ofrecen trajes tradicionales y artesanías típicas del Istmo.

 

Dirección: Calle Reforma y Efraín R. Gómez

Horarios: 6:00 a 20:00

Ciudad: Juchitán de Zaragoza, Oaxaca

 

Para saber más:

Consejo de promoción turística