• Utensilios que surgieron en la época colonial
  • El “Cobre martillado de Santa Clara del Cobre” cuenta con el Registro de Marca Colectiva

Son utensilios de cocina con formas redondas, parecidos a calderos, que sirven para preparar una gran gama de platillos mexicanos: guisados, caldos, cárnicos dorados o fritos, entre otros.

No

Surgieron a raíz de la incorporación de nuevos platillos a la cocina mexicana, con la llegada de los españoles. Desde entonces, las cocineras mexicanas prefieren el cazo de cobre cuando se trata de cocinar a altas temperaturas, debido a la durabilidad del material.

Entre los platillos que se cocinan en cazos se encuentran las tradicionales carnitas de cerdo, fritas en manteca, así como el chicharrón. También los chales, los dulces de leche, frutas cristalizadas, ates y conservas.

La comunidad de Santa Clara del Cobre, en Michoacán, cuenta con la mayor tradición en producción de cazos y utensilios de cobre. Ahí, para la fabricación de cada cazo requiere del esfuerzo de al menos ocho artesanos.