Los dulces típicos mexicanos son una muestra patente de nuestro mestizaje
  • Desde el siglo XVI México tiene una variedad única de dulces
  • Se distinguen por su color, sabor y aromas intensos: justo lo que identifica a la comida mexicana 

No

Algunas leyendas cuentan que los dulces eran preparados por las monjas de los conventos coloniales como una forma de expresar los sentimientos de su corazón. Estas delicias empezaron como experimentos. Junto con los conquistadores llegaron ingredientes como el azúcar, la leche, el huevo, los frutos secos… y se mezclaron con productos endémicos como calabaza, mamey, vainilla, amaranto, cacao, entre otros.

De norte a sur y de península a península, los dulces no faltan en las ferias o fiestas mexicanas, siempre serán un excelente regalo por elegantes y ricos. Se trata de un ejemplo vivo de las tradiciones nacionales. 

Datos Relevantes: 
  • Se sabe que el dulce más antiguo de México es la alegría: amaranto tostado mezclado con miel, piloncillo o azúcar. Se preparaba con sirope de maguey
  • Puebla, Michoacán, Estado de México y Nuevo León presumen deliciosos dulces típicos
  • Los más famosos son alegrías, cocadas, glorias, frutas cristalizadas, jamoncillos, mazapanes, muéganos, palanquetas, ates y obleas
  • Las calaveritas de azúcar resultan el dulce más tradicional para el día de muertos